Dieciocho personas han sido condenadas por abusar de niños en Newcastle, Reino Unido. Los victimarios embriagaban a los menores de edad con alcohol y drogas antes de ser forzados a tener relaciones sexuales. Las víctimas vulnerables, algunos de ellos de tan sólo 14 años, fueron explotadas por una “organización cínica”, según dijo la Corte.

Los 17 hombres y una mujer fueron condenados por violación, el suministro de drogas y conspiración para incitar a la prostitución. A lo largo de cuatro sesiones, 20 mujeres jóvenes dieron evidencia que cubre un periodo entre 2011 y 2014.

En el proceso hubo 26 acusados, que eran en su mayoría asiáticos, a los que se les presentaron un total de más de 100 cargos. Se contabilizaron 22 víctimas.

Los procesados ​​eran de las comunidades de Bangladesh, Pakistán, India, iraquíes, iraníes y turcos, y principalmente británicos, la mayoría del West End de Newcastle. De los 26, tres personas han sido encarceladas. El resto será sentenciado el próximo mes.