El sospechoso de haber atentado contra un mercado navideño en Berlín, Anis Amri,  murió esta madrugada tras un enfrentamiento en un control policial en Milán, ha informado el  Ministerio del Interior de Italia.

El joven tunecino de 24 años fue frenado por la policía en un control rutinario. Según informó la policía, Amri sacó la pistola, gritó “Allahu Akbar” (Alá es grande) y disparó.

El ministro italiano del Interior, Marco Minniti, aseguró esta mañana en una conferencia de prensa en Roma que el hombre abatido en la madrugada en Milán es “sin sombra de duda” el presunto atacante de Berlín.

Una fuente policial informó a la agencia Reuters que Anis Amri fue interceptado por una patrulla, que él disparó e hirió a un policía y antes de ser abatido.