Los niveles de contaminación del aire han alcanzado “muy alto” o “alto” en ocho regiones de todo el Reino Unido, dijo el Gobierno de Theresa May.

Este lunes se registraron en Londres, el sureste y el este de Inglaterra niveles “muy altos” de contaminación en algunos bolsones aislados, debido a la alta presión y a los vientos ligeros, dijo Defra.

Las personas con problemas pulmonares, los adultos con problemas cardíacos o las personas mayores deben evitar una actividad física extenuante en las zonas más afectadas.

En Londres, el alcalde emitió una alerta separada “muy alta” sobre el aire “sucio”.

Irlanda del Norte, el suroeste de Inglaterra, West Midlands y Yorkshire y Humberside tenían niveles de contaminación “altos” en algunas áreas, según Defra.

Los expertos dicen que es poco probable que los jóvenes y las personas en forma tengan problemas serios a corto plazo, pero algunas personas deben tener un cuidado especial.

Se espera que este martes la nube tóxica comience a dispersarse en Londres y se vuelva a los niveles normales de polución.

Sin embargo, los niveles “altos” se mantendrán en varios lugares de Inglaterra y Gales, con niveles como el sureste, centro y este de Inglaterra, dijo Defra.

Y el miércoles, los niveles moderados a altos de la contaminación se esperan en partes meridionales y del este de Inglaterra.

La última vez que se registraron niveles “muy altos” fue el 1 de diciembre de 2016 en dos regiones.

El gobierno aconsejó a la gente que revisara sus pronósticos de contaminación de cinco días y que siguiera los consejos de salud de Defra.

Defra cuenta con 5.000 estaciones de monitoreo en todo el Reino Unido para registrar los niveles de contaminantes en lugares específicos. Mientras tanto, las cifras de la capital en las que el alcalde Sadiq Khan basó su alerta provienen del King’s College de Londres.