Lo poco que le motivaban los estudios, fue probablemente la gran oportunidad que tuvo Alfredo Gimeno para descubrir su verdadera vocación: ser fotógrafo de moda. Desde entonces y hasta ahora, Alfredo ha emprendido un largo camino, que le ha llevado hasta Londres, para paso a paso, convertir su sueño en realidad.

A este alicantino afincado en Londres no le iba muy bien en el colegio, cuando descubrió la existencia de las escuelas de arte, donde inició su formación en Diseño Gráfico. “Allí había una asignatura de fotografía y a partir de ahí me enganché a ese mundo”, comenta.

Tanto fue así, que Alfredo continuó su formación en Fotografía en la Escuela de Arte y Diseño de Valencia, para más adelante estudiar Bellas Artes en la Universidad de Valencia, mientras se dedicaba a la fotografía tanto como fotógrafo freelance como haciendo trabajos de fotografía de producto para Mercadona.

made-in-madrid-sharon-lazarus

Durante esta época Alfredo dio grandes muestras de talento, ganando distintos concursos de fotografía. “Los más antiguos eran cositas muy pequeñas de pueblos, pero me presentaba sin ninguna expectativa. Cuando ganaba era un subidón y luego te animaba a hacer más cosas”.

Uno de sus premios más destacados lo obtuvo en 1999, cuando ganó el European Golden Prize “Young Creators in Photography”. Alfredo lo recuerda como una anécdota muy divertida, ya que “desnudé a mi amigo y cogí un cactus pequeño y se lo puse en sus partes. No esperaba ganar, lo presenté y a los alemanes les gustó”.

Otro de sus galardones fue el segundo premio de la Asociación Reina Sofía contra la Violencia de Género, que es una muestra de cómo la inspiración a veces te encuentra. “Estaba fregando y una serie de cucharas me sugirió a una familia, porque son los cubiertos con que todos comen y se me ocurrió doblar el tenedor. Doblé el tenedor e hice la foto y había distintas interpretaciones, el tenedor dañado podía ser la mujer maltratada o el maltratador que está mal”.

Alfredo también recuerda con especial cariño la selección que tuvo para el premio Brugal de la Feria ARCO. “Mis amigos tenían una botella de Brugal, era un concurso de Brugal asociado con ARCO, teníamos unos tacones de aguja de un carnaval e hicimos la foto. Ese concurso estuvo muy bien porque no me dieron dinero, pero sí una semana pagada en Madrid para ir a la feria de ARCO y me encantó. Fue el primer contacto real que tuve con el arte”, expresó.

into-wood-without-hood-sharon

Pero el gran cambio de su vida, vino con la decisión de hacer una beca Erasmus en Newcastle, para aprender inglés. Tras su paso por esta ciudad, Alfredo terminó de formalizar su título de Bellas Artes en España, para regresar a Londres e intentar abrirse un hueco en su verdadera pasión: la fotografía de moda.

Desde su llegada a la capital británica, Alfredo se ha ido abriendo camino poco a poco en el mundo de la fotografía de moda con books para modelos y fotografías de joyería. Alfredo afirma que “siempre me ha gustado haber estudiado diseño gráfico y fotografía, mis imágenes tienen una salida más comercial, porque da la sensación de que han estado publicadas”.

Sin embargo, su gran oportunidad llegó el mes pasado, cuando pudo mostrar a todo Londres su trabajo, de la mano de Creative Debut, una empresa que muestra las obras de artistas emergentes. Ahora la gran meta de Alfredo es consolidarse en el mundo de la fotografía de moda, consiguiendo publicar en una revista: “Lograr mostrar las revistas impresas con tu nombre y las fotos. Eso es lo que le da credibilidad a un fotógrafo”.

Pero Alfredo no solo se conforma con eso, sino que quiere darle la máxima difusión a sus fotografías, intentando exponerlas en ferias de arte y promocionando su trabajo a través de las redes sociales. Su gran meta, es poder vivir algún día de su gran sueño, plasmar la moda en una imagen.

Elizabeth Santana