El magnífico cantante español llegó la pasada noche a Londres para demostrar por qué es uno de los artistas más representativos del panorama español. Orozco llegaba con una racha muy positiva de su gira por Europa y por supuesto esa racha tocó el cielo en su parada en Londres.

La buena organización del evento, gracias a la iniciativa cultural Rock Sin Subtítulos, supo ser previsor con una abertura de puertas de hora y media para crear un ambiente pre concierto, donde las cervezas españolas se empezaban a repartir y el buen ambiente se comenzó a crear. La magia de The Grand fue perfecta para disfrutar de Antonio Orozco.

La excitación, confesada por Antonio durante el concierto, de actuar en Londres y sumado al increíble ambiente por el público compuesto por habitantes de todos los puntos de la geografía española, se convirtieron en los ingredientes perfectos para culminar un concierto que sin duda pasará a la historia personal del artista.

EL artista, muy bien acompañados de unos músicos increíbles, disfrutó y nos hizo disfrutar. Por momento la marea de manos en el aire, tenían suerte de tocar a Antonio. Tanto fue que una vez la emoción pudo con los fans y casi tenemos una caída, pero que Orozco se tomó con su buen humor particular.

Otro momento culminar de la noche fue la canción Devuélveme la vida, donde el artista dejó el micrófono dirección al público y desapareció de escena. Los cientos de voces corearon sin fallo alguno y se convirtió en momento de orgullos para Orozco.

Antonio creó momentos íntimos en los que los cientos de fans allí reunidos, estuvimos en silencio para que Orozco cantara una canción sin micrófono y dejar la piel de gallina. Además, nos contó las ganas de que tenía de dar un show y la motivación que tiene en su gira #DestinoEuropa, todo eso dedicado a sus familiares quienes fueron recibidos como reyes por los españoles.

Estupendas fotografías de Daniel Lorenzo

Ricardo Alvarado