La activista de derechos humanos, Marielle Franco, fue asesinada este miércoles por la noche, a los 38 años de edad. Marielle fue asesinada a tiros, mientras viajaba en su coche. Se definía como mujer, negra, joven y carne de favela.

La concejala de izquierdas y  activista de derechos  humanos, nació y se crió en la favela de Maré. El jueves Brasil lloró su fallecimiento con los gritos de “Luto e luta” ( luto se transforma en lucha). Muchas personas corearon “policía asesina no nos va a hacer callar” o “mujer guerrera que murió por el pueblo en las cercanías”.

Varias organizaciones internacionales exigieron una investigación de urgen te de transporte, como ocurre. Al igual que muchos representantes votaron esso preciosos