Los sistemas de navegación mediante mapas digitales tuvieron una constante evolución en los dispositivos móviles, con opciones para todos los gustos. Por ejemplo, en un iPhone, con su propia aplicación, o en un teléfono Android con Google Maps.

Ademas, por un lado están HERE WeGo y Maps.Me, más similares a Google Maps en sus prestaciones, con funciones tanto para peatones como para conductores. Y por el otro lado está Waze, la plataforma colaborativa que permite descubrir el mejor trayecto para llegar a destino.

El uso de estos mapas digitales también se trasladó al interior de los autos y comenzaron a rivalizar en prestaciones con los sistemas de navegación preinstalados de algunos modelos de vehículos. Esa convivencia obligada entre ambos sistemas terminó por evolucionar en una nueva pantalla que Apple y Google, dos gigantes de la industria tecnológica y dueños de los dispositivos móviles más utilizados en todo el mundo, desarrollaron cada uno por su lado.

Por lo general, estos sistemas de los vehículos cuentan con una amplia pantalla táctil de unas 7 pulgadas, más grande que los principales smartphones disponibles en el mercado. A su vez, tanto Android Auto como CarPlay cuentan con una interfaz que busca priorizar la información en pantalla, con botones virtuales fáciles de acceder para evitar distracciones al volante.

Si se cuenta con un vehículo que ofrece la función Android Auto, el paso siguiente es realizar la conexión con el teléfono móvil Android. De forma previa hay que verificar que el smartphone tenga la última versión disponible de Waze, un dato que se puede verificar al ingresar en la aplicación de la tienda Play Store en la opción Configuración, identificada por las tres líneas horizontales ubicadas en la parte superior izquierda. Luego hay que seleccionar la opción Mis apps y juegos para verificar si se cuenta con la última versión de Waze.