Los homicidios en Colombia descienden por segundo año consecutivo. La tasa de homicidios se sitúa en 24 por cada 100.000 habitantes, cuando a principios del siglo XXI se mataba a 2.000 personas al mes.

El ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Villegas, ha expresado durante la presentación del balance de 2017, que “este año pasará  a la historia como el más seguro en cuatro décadas”. Esta misma afirmación la dijo el año anterior, meses antes de que el Gobierno y las FARC firmaran los acuerdos de paz.

Los excombatientes de las FARC entregaron 8.112 armas a la ONU. Además, el terrorismo y la subversión no son los temas que más alarman al Gobierno. Según explica el Ministro: “la causa principal de los homicidios es la intolerancia: el agarrón inicial en una riña que acaba en un muerto”. Otra tarea pendiente es el asesinato de líderes sociales, que este año ha superado el centenar.