El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, acudió este lunes al programa Fox & Friends, el formato de televisión favorito de Donald Trump, en un  alegato para mantener el pacto con Irán establecido en 2015.

El acuerdo consistía en quitar las sanciones al Gobierno de Hasan Rohani a cambio de paralizar su programa nuclear. Johson declaró que Trump tenía “razón en ver defectos “al trato, pero que “el plan B” tras la ruptura de ese acuerdo no parece “particularmente bien desarrollado”.

Por su parte, Trump ha destacado en Twitter lo mal que se había negociado el acuerdo y ha dicho que este martes informará de su decisión al respecto.

Los líderes europeos no han discutido con Trump sobre si el acuerdo es mejorable. Si el trato se rompiese,  hay grandes posibilidades de que se reactive el programa atómico de Irán.