El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha querido convencer a los votantes que están preocupados por la salida de Reino Unido de la Unión Europea, de que el Brexit sea “un motivo para la esperanza, no para el miedo”.

El titular de Exteriores advirtió contra la “traición” de quienes quieren revertir el resultado del referéndum, “algo que sería un desastroso error”. Se trata de la primera intervención para definir la visión del Gobierno para Reino Unido cuando estén fuera de la Unión Europea.

Boris Johnson expresó que “temo que algunas personas que están cada vez más decididas a parar el Brexit , a revertir el resultado del referendo celebrado en junio de 2016, y a frustrar la voluntad del pueblo”. “Creo que eso sería un grandísimo error que conducidiría a sentimientos de traición permanentes e imposibles de erradicar”.