Aproximadamente a una hora de Londres se encuentra uno de los destinos de playa preferidos por los británicos y por los extranjeros, Brighton.


¿Cómo llegar?

Una de las opciones más rápidas es el tren desde London Victoria que nos permite llegar en menos de una hora a nuestro destino. Si cogemos el billete con antelación puede salir por un precio bastante económico, 5 libras por trayecto, de lo contrario serán 27 libras y esta no sería la opción mas recomendable.

También es posible llegar en autobús. National Express tiene una frecuencia de paso elevada y podemos encontrar billetes desde 7 libras por trayecto. La desventaja es que la duración del trayecto es de 2 horas y 20 minutos.

¿Qué ver?

Si vas en un día soleado, es bastante probable que decidas no moverte de la playa, no obstante no debes perderte los siguientes puntos de interés:

IMG_3396
Royan Pavilion

El Royan Pavilion o Pabellón Real es una antigua residencia construida por el mandato del Príncipe Regente que más tarde se convertiría en el rey Jorge IV del Reino Unido. En un primer momento era una casa pequeña con vistas al mar, pero en 1787 comenzó a agrandarse. Es un edificio con mucha influencia de la arquitectura francesa neo-clásica. En 1803 se construyeron los establos que ahora son el Dome. Poco después, volvió a ampliarse el edificio y adquirió una estética exterior india que se ha conservado hasta la actualidad.

IMG_3292
Brighton Pier

El Brighton Pier o muelle de Brighton mide aproximadamente 524 metros, convirtiéndose así en uno de los muelles más largos y antiguos del mundo.  En 1891 comenzó su construcción y no fue hasta 1899 cuando fue abierto al público. A día de hoy, es uno de los más visitados. Si visitamos el muelle podemos encontrar varios puestos de comida en la entrada y a medida que nos vamos adentrando empezamos a observar atracciones desde una montaña rusa, toboganes, un tío vivo… hay para todos los gustos y todas las edades, y  en la zona cubierta, llama la atención una luminosa sala de juego donde puedes ganar peluches y muchos premios más. Sin duda, el muelle es uno de los lugares preferidos de la ciudad de muchos turistas.

IMG_3214cop
West Pier

El West Pier o muelle oeste ya no se puede visitar porque se cayó la pasarela que lo unía con la orilla. En 2003 la sala de conciertos del muelle sufrió un incendio por causas desconocidas. El muelle todavía se puede observar desde la orilla pero tan solo se conserva el esqueleto de lo que alguna vez fue el muelle más famoso del mundo.

IMG_3077
Torre de observación

Otro lugar de interés es la i360, una torre de observación de 183 metros que se ve desde gran parte de la ciudad y llama bastante la atención. Esta torre fue diseñada por los mismos arquitectos del London Eye en Londres y pretende reemplazar el antiguo muelle oeste.

MARKET STREET, BRIGHTON
North Laine

Y antes de volver a la playa, es también recomendable perderse por las estrechas y curiosas calles de esta ciudad tan alternativa, llena de grafitis y donde todo vale, que en un primer momento puede recordar al barrio de Camden en Londres.  Las principales calles son The Lanes, North Laine y London Road, en ellas hay muchas tiendas vintage para los amantes de la moda retro, cafeterías salidas de cuentos y tiendas de souvenirs. Eso sí, no nos olvidemos que es un lugar turístico y los horarios nos pueden jugar una mala pasada, muchas de estas tiendas y cafeterías cierran a las 6 de la tarde por lo que no conviene dejar las compras para última hora.

Y ahora sí, es el momento de volver al paseo que se encuentra junto a la playa y disfrutar de sus pubs y restaurantes y por qué no, acercarse al mar y ver el atardecer y el muelle iluminado.

IMG_3260
The Lanes

 

Patricia Cuenca Martin