Este lunes, Canadá anunció que el embajador de Venezuela, Wilmer Barrientos, ya no es “bienvenido” y declaró al encargado de negocios venezolano, Ángel Herrera, “persona non grata”. Esta decisión ha sido tomada después de que Venezuela expulsara al encargado de negocios canadiense.

El embajador de Venezuela ya había sido retirado por el Gobierno de Nicolás Maduro como protesta ante las sanciones canadienses contra funcionarios venezolanos relacionados con supuestas acciones corruptas y violaciones de los derechos humanos.

La ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia  Freeland, explicó que la expulsión el sábado del encargado de negocios canadiense, Craig Kowalik, es “típica del régimen de Maduro, el cual ha socavado todos los esfuerzos por restaurar la democracia y ayudar al pueblo venezolano”, expresó.