Luego de un un paro cardiorrespiratorio, un turista brasileño murió en las afueras del aeropuerto de Santiago de Chile al no recibir atención médica oportuna ya que  los accesos y salidas estaban  bloqueados por taxistas que protestaban contra las aplicaciones Uber y Cabify.

La víctima identificada fue como Mario Irochi Suzuki, de 65 años.

Centenares de taxistas bloquearon los accesos y salidas del aeropuerto internacional santiaguino, obligando a los pasajeros a caminar hasta tres kilómetros para acceder a las instalaciones o encontrar algún medio de movilización.

La Policía tuvo que evacuar al turista  en helicóptero y trasladarlo a un hospital de Urgencias, donde pese a todo falleció, según informaron las autoridades.

La medida recuerda un incidente ocurrido en 2002, cuando el gremio de colectivos bloqueó las principales calles de Santiago ante el anuncio de un nuevo sistema de transporte. El Gobierno de entonces, presidido por Ricardo Lagos, presentó una querella similar que terminó con los dirigentes gremiales condenados.

Uber Chile, a través de Felipe Contreras, su gerente de Comunicaciones Corporativas, lamentó lo ocurrido, al señalar que “no creemos que manifestaciones de esta naturaleza sean la vía para demandar cambios. Al contrario, reafirmamos nuestra visión de que Chile necesita más y mejores alternativas de movilidad”