En Estados Unidos, el precandidato presidencial, Donald Trump, ha ganado las primarias presidenciales republicanas en Nueva York, mientras que la aspirante Hillary Clinton ha triunfado en la carrera demócrata.

Con la mayoría de los votos escrutados, Trump parece que va a ampliar su ventaja sobre sus rivales Ted Cruz y John Kasich.

Mientras tanto la candidata demócrata, ex senadora de Nueva York, está en camino de una victoria sobre Bernie Sanders.

Las últimas victorias acercan a Clinton y a Trump a las nominaciones en sus respectivos partidos.

Con más del 98% de los resultados, Trump es líder con un poco más del 60% de los votos, mientras que Clinton tiene un poco menos de 58%.

En su intervención en la Torre Trump en Manhattan, el multimillonario dijo: “Tengo que decir a la gente que me conoce mejor -la gente de Nueva York- cuando nos dan este tipo de votación es simplemente increíble”.

Con esta victoria, Trump se hace en la práctica con 84 de los 95 delegados de ese estado. Ahora ya suma 840, contra 559 de Cruz y 146 de Kasich. La cifra de 1.237 marca la barrera de la nominación republicana.