La decisión largamente esperada del Gobierno sobre la ampliación del aeropuerto  de Heathrow ya es un hecho.  El Secretario de Transporte Chris Grayling hará una declaración ante el Parlamento este martes para confirmar la decisión.

Sin embargo, la polémica medida, por los cuestionamientos sobre más contaminación en la zona, enfrenta ahora una larga consulta.

Un estudio del año pasado, dirigido por Sir Howard Davies, recomienda la tercera pista en Heathrow, pero otras opciones incluyen una nueva pista de aterrizaje en Gatwick o la ampliación de una de las pistas existentes de Heathrow.

En un artículo en el Telegraph Sir Howard dijo que el caso de la ampliación de Heathrow se había “fortalecido en los últimos meses” y era casi un hecho.

La cuestión de dónde ampliar la capacidad del aeropuerto en el Reino Unido ha desconcertado a los políticos por años y hay fuertes divisiones dentro del Gobierno.

La primera ministra, Theresa May, dijo a The Commons durante las preguntas de la semana pasada que el tema había estado sobre la mesa desde hace 40 años.

Heathrow ya está operando a una capacidad del 98% y se espera que Gatwick se quede sin espacio en los próximos años.

Las aerolíneas y los grupos empresariales favorecen la expansión de Heathrow – el aeropuerto más concurrido de Gran Bretaña – que ofrece conexiones más directas que Gatwick.