El Ministerio de Defensa argentino comunicó la primera noticia que genera esperanza desde que se perdió contacto con el submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes.
Informó oficialmente que se detectaron durante el sábado 7 llamadas satelitales que se habrían realizado desde el submarino y que no llegaron a enlazar con las bases de la Armada Argentina, lo que indicaría que la tripulación intenta restablecer contacto, por lo que se trabaja para determinar su localización precisa.

Con la colaboración de una empresa estadounidense especializada en comunicación satelital, se trabaja ahora para determinar la ubicación precisa del emisor de las señales, ante la presunción de que podría tratarse del submarino que lleva a bordo 44 tripulantes.

La operación es comandada por el ministro Aguad, quien permaneció toda la jornada en el Edificio Libertador, sede de la cartera de Defensa, luego de estar en Mar del Plata junto a las familias de la tripulación.
El San Juan se dio por perdido el miércoles cuando perdió contacto con la Base de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina, con la que debía comunicarse cada 48 horas, tal como establece el protocolo.
La última posición conocida del ARA San Juan fue en el área de operaciones a través del Golfo San Jorge, a 240 millas náuticas, el equivalente a 432 kilómetros.
A última hora del viernes, se sumó al operativo la corbeta ARA Drummond, de la División Patrullado Marítimo. Y el operativo terminó de tomar forma con un mega apoyo internacional, que incluye ayuda de los Estados Unidos, Inglaterra, Chile, Brasil, Uruguay, Perú y Francia.
Con el fin de localizarlo, se ordenó a todas las estaciones de comunicaciones terrestres a lo largo del litoral argentino la búsqueda preliminar y extendida de las comunicaciones y la escucha de todas las posibles frecuencias de transmisión del submarino.