Los bomberos de Portugal consiguieron controlar el fuego de los incendios que afectaban al centro y al norte del país este martes. Los incendios han dejado a 43 fallecidos y a 71 personas heridas, por esta oleada de fuegos que comenzó el pasado domingo. De todas formas, quedan decenas de fuegos con una dimensión menor en el centro del país.

La Autoridad Nacional de Protección Civil informó de que a primera hora del miércoles por la mañana solo había un pequeño fuego en el municipio de Moura, en el distrito de Beja, al sur del país.

La bajada de las temperaturas y las lluvias que han tenido lugar durante la madrugada del miércoles han hecho que los bomberos puedan controlar los incendios que comenzaron el domingo.

El domingo, Portugal llegó a tener 523 fuegos activos, dejando 43 fallecidos y 71 personas heridas, de las cuales, 16, se encuentran en estado grave. También se han contabilizado 7 desaparecidos.