Ecuador ha eliminado la seguridad adicional en su embajada de Londres, después de que aparecieran unas denuncias en las que se les acusa de haber gastado 5 millones de dólares para proteger al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

La prensa de Reino Unido y Ecuador informó de que el dinero se utilizó para monitorear a los visitantes de Julian Assange, la policía de Reino Unido y el personal de la embajada de Ecuador.

Julian Assange está en la embajada de Ecuador desde 2012, cuando le concedieron el asilo. Assange se refugió allí, con el fin de evitar que lo extraditaran a Suecia por acusaciones de delitos sexuales, que él niega.

Las autoridades suecas han suspendido su investigación desde entonces, pero Reino Unido podría detenerlo por violar las condiciones de la fianza. Assange cree que será extraditado a Estados Unidos para interrogarlo sobre las actividades de WikiLeaks si abandona el edificio.