El Ministerio de Transporte indonesio señaló este martes que el aeropuerto de Bali seguirá cerrado otras 24 horas debido a la nube de cenizas proveniente de la erupción del volcán Agung.

Según explicó la agencia estatal de seguridad aérea “los canales de aviación están cubiertos de ceniza volcánica”. El cierre del Aeropuerto Internacional Denpasar-Ngurah Rai continuará hasta las siete de la mañana, hora local, del miércoles 29 de noviembre.

Las autoridades de Singapur dieron una alerta de viaje para las personas que estaban en Indonesia la semana pasada, tras registrarse una pequeña erupción en el volcán. El domingo las autoridades aumentaron la alerta a nivel rojo, después de que el sábado emergiera una gran columna de ceniza del volcán y evacuaron a unas 40.000 personas de la zona.

Se estima que entre 90.000 y 100.000 personas viven en los alrededores del monte Agung. Las autoridades lo han declarado zona de exclusión. Más de 1.000 personas fallecieron en la última erupción del volcán Agung, en 1963.