El Congreso de Argentina aprobó la polémica reforma de las pensiones propuesta por el presidente, Mauricio Macri, después de 17 horas de debate, con 128 votos a favor y 116 en contra, mediante el apoyo de algunos peronistas.

Macri consiguió aprobar esta medida después de que el pasado jueves el debate fuera suspendido por los fuertes disturbios que se produjeron en la calle. Pese a que esta vez hubo enfrentamientos entra la policía y los manifestantes ante las puertas del Congreso y el centro de la ciudad, Macri decidió continuar con la sesión.

Durante una rueda de prensa en la Casa Rosada, Macri dijo que “toda esa violencia estuvo claramente orquestada”. La oposición kirchnerista pidió que el Gobierno suspendiera la sesión ante las protestas.

Los disturbios dejaron 162 heridos, entre ellos 88 policías. Esta medida cambiará la fórmula para actualizar las pensiones, haciendo que los jubilados pierdan nivel adquisitivo. El Gobierno  quiere ahorrar con esta medida 60.000 millones de pesos.