Josep Lluís Trapero, exjefe de los Mossos d’Esquadra, está declarando desde primera hora de la mañana de este viernes, ante la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, acusado por un nuevo delito de sedición por la falta de actividad de la policía catalana durante el referendo ilegal del 1 de octubre.

En el auto en el que se fijaba su comparecencia para este viernes, la magistrada acusó a Trapero de haber dado órdenes sin firma y de carácter “genérico y ambiguo” para “anular cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia”.

También declarará como testigo, Ferrán López, quien fue nombrado por el Ministerio del Interior el sucesor de Trapero como jefe de los Mossos d’Esquadra después de su cese por la activación del artículo 155.

La juez ha rechazado la petición de fianza de 50.000 euros solicitada por el fiscal y ha dejado a Trapero en libertad con las mismas medidas cautelares que ya tenía.