Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra, declara ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela como investigado por lo ocurrido el 20 de septiembre. Durante esa fecha, miles de personas se posicionaron ante el Departamento de Economía de la Generalitat para protestar contra los organizadores del referéndum.

Estas protestas llevaron a altercados que dificultaron la labor de los guardias civiles y de la secretaría judicial, que tuvo que salir por una azotea. La Fiscalía puso una querella contra Trapero y contra la intendente del distrito del Eixample de Barcelona.

La comparecencia del jefe de los Mossos ante la Justicia, se produce por primera vez. Trapero ha expresado que declarará ante la Audiencia Nacional y que llevará los informes que recogen la actuación policial de ese día.