Damian Green, el “número dos” de la primera ministra británica, Theresa May, se ha visto forzado a presentar su renuncia este miércoles, después de que una investigación estableciera que había mentido sobre el supuesto material pornográfico, que la policía encontró en su ordenador en 2008.

El pasado junio, Green, de 61 años, fue nombrado primer secretario de Estado y ministro del gabinete. El conservador también ha sido denunciado de supuesto acoso sexual por la periodista Kate Maltby en 2015.

Green ha desmentido estas acusaciones desde el principio, pero la investigación interna que está efectuando el gabinete, lo considera “plausible”. Después de que un informe sobre que la conducta de Green dijera que su declaración fue “incorrecta y engañosa”.De esta forma, la primera ministra británica pierde a un proeuropeo y a uno de sus principales aliados.