El Papa Francisco llegó a Colombia y estará allí por cinco días y buscará “ayudar al país en su camino de paz” y durante la que dará señales de apoyo a la “reconciliación nacional” tras el acuerdo entre el gobierno y la ex guerrilla FARC para poner fin a cincuenta años de conflicto.

Además, el Pontífice seguirá pendiente de Venezuela, luego de haber pedido una oración “para que el país encuentre diálogo y una bella estabilidad”.

“Gracias por lo que harán y también quisiera decirles que sobrevolaremos Venezuela, y pedirles una oración para que pueda haber diálogo, que el país encuentre una bella estabilidad, con diálogo con todos”, saludó Francisco a los periodistas en italiano.

Fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos en la zona militar del aeropuerto El Dorado .

Una multitud lo esperó en el aeropuerto y se sumaron a otras miles que se congregaron para saludarlo a lo largo de los 15 kilómetros de camino en Papamóvil por la Avenida Eldorado hasta llegar a la Nunciatura, donde dormirá las cuatro noches de su estadía.

En cinco días de visita, Bergoglio pronunciará 12 alocuciones,entre discursos, homilías, saludos y hasta el Ángelus del domingo 10, que dará en Cartagena de Indias en vez de la tradicional Plaza San Pedro, antes de regresar hacia Roma esa misma tarde en un vuelo que aterrizará en la capital italiana al mediodía local del lunes 11.

El viernes 8, en lo que el propio Santos definió como la fase más importante del viaje, Francisco recorrerá casi 100 kilómetros hasta Villavicencio, la ciudad puerta entre la Colombia urbana y la rural, y que según el mandatario fue “una de las más golpeadas por el conflicto” con la guerrilla FARC que tuvo en vilo al país durante más de cincuenta años hasta la firma de los acuerdos de paz en 2016.

En Villavicencio, en medio del parque natural Parque Las Malocas, Jorge Bergoglio encabezará un “Gran encuentro de oración por la reconciliación nacional”, en el que Santos confirmó que entre los oradores habrá dos víctimas y dos victimarios del conflicto.

También en Villavicencio, Bergoglio plantará un árbol “como signo de la reconciliación”, anunció Burke, y también recibirá a un grupo de 10 personas damnificadas por la inundación en la ciudad de Mocoa a inicios de año.

Antes de plantar el árbol, beatificará a dos sacerdotes colombianos asesinados por “odio a la fe”: Pedro María Ramírez Ramos, asesinado en Armero durante el “Bogotazo” de 1948, y Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, muerto por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 1989.

En cada una de las ciudades, la visita de Jorge Bergoglio tendrá un tema central bien diferenciado, anunció el viernes al presentar el viaje el portavoz papal Greg Burke. “Constructores de paz promotores de la vida”, en Bogotá el 6 y 7; “Reconciliación con Dios, con los colombianos con la naturaleza”, en Villavicencio el 8; “Vida cristiana como discipulado” en Medellín el 9 y “Dignidad de la persona y derechos humanos” en Cartagena el 10.