El UKIP solicita que Reino Unido comience a negociar los controles fronterizos con la Unión Europea. El líder del Partido por la Independencia de Reino Unido, Nigel Farage, mantuvo una reunión con el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, en la que se quejó de que la primera ministra británica, Theresa May, no ha empezado a hablar de inmigración respecto al Brexit.

El dirigente británico dijo que “es preocupante que Londres no haya empezado a negociar los controles fronterizos para controlar la inmigración”. Farage comentó que Barnier “no comprende” las claves de la salida británica de la Unión Europea.

El líder del UKIP afirmó que “es decepcionante que en las negociaciones no haya aparecido aún el asunto migratorio y los controles fronterizos”. Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean – Claude Juncker pidió un acuerdo sobre las perspectivas financieras del periodo antes del Brexit.