El Consejo de Ministros español ha decidido este viernes declarar persona non grata al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, “en estricta reciprocidad” con la decisión llevada a cabo el jueves por el Gobierno de Nicolás Maduro de expulsar de Venezuela al embajador español, Jesús Silva Fernández.

El portavoz del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, después de la reunión del Gabinete y tras lamentar el comportamiento y los ataques que habría dicho Nicolás Maduro, en los últimos días contra España.

Esta decisión conlleva la expulsión de ambos embajadores de los dos países y tienen 72 horas para cumplir esa orden. Se trata de una medida excepcional y grave. Desde el Ejecutivo español han expresado que España desea mantener con Venezuela “relaciones de respeto, amistad y cooperación”, pero que las decisiones tomadas por Maduro “hacen difícil que se verifique ese deseo”.