Este jueves, Estados Unidos anunció su retirada como miembro de pleno derecho de la Organización para la Educación, la Cultura y la Ciencia de las Naciones Unidas (Unesco). La decisión de Estados Unidos está motivada por el “continuo sesgo antiisraelí” de la agencia.

Desde Estados Unidos han declarado que este paso “no se toma a la ligera”. Israel también anunció que haría lo mismo. Esta decisión se hará efectiva a partir del 31 de diciembre de 2018. Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, “lamentó profundamente” la decisión del Ejecutivo estadounidense porque se aleja del “gran papel” que ha tenido este país desde la fundación del organismo.

La directora saliente de la Unesco, Irina Bokova, teme que esta decisión afecte al “universalismo fundamental” de la organización.