La noticia que sorprende al mundo del fútbol es que el Sevilla está analizando el posible despido de Eduardo Berizzo.
Este viernes se realizará una reunión entre los principales dirigentes del conjunto español y ahí evaluarán los pasos a seguir.
Esta situación parece no tener en cuenta el delicado momento de salud que atraviesa el entrenador argentino quien fue sometido a una operación para tratarse de un cáncer de próstata.
“A veces la mirada sobre nosotros es más crítica de lo que debiese”, resumió el DT, quien no concuerda con la dimensión de los cuestionamientos que caen sobre el equipo.
Hasta hace un mes los futbolistas respaldaban a Berizzo y respondían en la cancha para tratar de darle una alegría durante su recuperación. También los dirigentes mostraban su apoyo público al DT. Y los hinchas manifestaban su respeto y le daban fuerza a través de mensajes en la cancha y en las redes sociales.
La performance del equipo en diciembre no fue la mejor: sumó apenas uno de los últimos 9 puntos en disputa. Viene de perder ante Real Sociedad 3-1, no pudo como local frente a un débil Levante (0-0) y cayó sin atenuantes en el Santiago Bernabéu 5-0 contra Real Madrid.

El diario Mundo Deportivo agrega que hay otra situación que dejó mal parado a Berizzo. Fue su discusión con el mediocampista francés Steven N’Zonzi, una de las figuras del equipo, a quien apartó del equipo desde que tuvieron un encontronazo en el entretiempo del partido ante el Liverpool y lleva siete partidos sin siquiera ubicarlo entre los concentrados.