La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela dictó prisión incondicional para el exvicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, y siete de los exconsejeros que fueron este jueves al tribunal para prestar declaración por la causa secesionista catalana.

La decisión de la jueza ha estado fundamentada en el riesgo de fuga y en la reiteración delictiva. Otro de los exconsellers, Santiago Vila, ha sido condenado a prisión eludible con  una fianza de 50.000 euros.

Carles Puigdemont, presidente cesado de Cataluña, y los exconsejeros: Lluís Puig, Antoni Comin, Clara Ponsatí y Meritxell Serret se quedaron en Bruselas y no fueron a declarar ante la citación por rebelión, sedición y malversación.

Lamela afirmó en el auto de prisión que los exmiembros del Govern “urdieron una estrategia de todo el movimiento secesionista perfectamente organizada y con reparto de papeles entre las autoridades gubernamentales, parlamentarias y asociaciones independentistas”.