Islandia es otra vez el país que llama la atención al mundo. Será el primer país en establecer por ley la paridad de sueldos entre hombres y mujeres.

El Foro Económico Mundial arroja el dato de que Islandia está siempre un paso adelante en lo que se refiere a igualdad de géneros.

Y será en este caso la primera nación que exigirá a las empresas que demuestren que sus empleados cobran el mismo sueldo por el mismo trabajo, sin importar género, etnia, sexualidad o nacionalidad.

La medida fue aprobada por el Parlamento a principios de abril y ya entró en vigor en este comienzo de año.

En caso de que las empresas no cumplan con la normativa se le aplicarán multas.

Las mujeres en Islandia ocupan el 48% del Alþingi, el Parlamento nacional, y el gobierno está encabezado por Katrín Jacobsdottir, una de las 19 jefas de Estado o de Gobierno mujeres en los 193 países del mundo.

Islandia además ha venido achicando la brecha de desigualdad en un 10%, cifra que representa una de las evoluciones más rápidas a nivel mundial.