Italia tendrá que volver a celebrar nuevas elecciones ante el bloqueo político que está viviendo. El presidente de la República, Sergio Mattarella, he visto un enorme clima de tensión ante el que es imposible formar un Gobierno y apuesta por un Ejecutivo tradicional, que permita al país llegar hasta diciembre, aprobar la ley de presupuestos y volver a convocar nuevos comicios.

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga, que conseguirían mayoría absoluta, no están dispuestos a aprobarlo en el Parlamento y piden que las elecciones se celebren en el mes de julio, una fecha que nunca se había planteado en Italia.

El presidente de la República recibió en el Palacio del Quirinal a una delegación de cada formación, en el que se produjo un ambiente de extrema tensión. Tras este encuentro, Mattarela confirmó el fracaso de las tres rondas de consultas que ha dirigido en las últimas tres semanas, y a las 18:35 compareció para proponer un plan hasta que tengan lugar nuevos comicios.