Existe un fuerte tipo de éxtasis al que denominan “champán rosado”

En un fin de semana causó la muerte de una persona y dejó a otras diez en el hospital, cuatro de ellas en condición crítica.

Ocurrió en Manchester. La policía informó que esta versión “particularmente potente” de anfetamina es también es conocida en las calles de Reino Unido como “mágica”.

El éxtasis es un tipo de anfetamina modificada que también es conocido como MDMA.

La insólita historia tras el descubrimiento del LSD y qué tiene que ver con el día de la bicicleta

El “champán rosado” se vende en las calles en forma de cristal, lo que hace algo más difícil para el usuario medir su dosificación.

Reino Unido, además, es junto a la República Checa uno de los países con mayor tasa de consumo de éxtasis en Europa.

El “Champán rosado” es un poderoso desinhibidor que otorga a los usuarios horas de euforia, sensación de felicidad y extroversión.

Aunque la “resaca” de esas horas de frenesí se traduce en agotamiento físico y mental extremo, sensación de vacío y una significativa falta de fluidez de pensamiento.

Músculos rígidos, respiración poco profunda y acelerada, pulso veloz, convulsiones, espuma en la boca e inconsciencia son síntomas de que el usuario de “champán rosado” necesita ser trasladado a un hospital.

La droga “mágica” puede producir la muerte de una persona por tres causas principalmente.

En primer lugar, si el cuerpo recibe demasiada serotonina, dopamina y noradrenalina puede deshidratarse y recalentarse. “Una vez que su cuerpo va por encima de 42 grados centígrados, los órganos dejan de funcionar y puede ser muy difícil conseguir que la gente se recupere de ese punto.

También se puede producir demasiada tensión en el corazón, lo que puede esencialmente provocar un ataque cardiaco.

Por último, algunas personas mueren porque beben demasiada agua. La MDMA también puede provocar síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética, lo que detiene la orina y hace peligroso beber demasiado.