Priti Patel, la ministra británica de Cooperación Internacional, dimitió este miércoles después de que se haya descubierto que tuvo encuentros que no estaban autorizados con altos cargos del Ejecutivo israelí.

La ministra tuvo que regresar en la tarde de este miércoles a Londres de una visita oficial en Uganda para mantener una reunión con la primera ministra británica, Theresa May.

La prensa británica sacó a la luz que Priti Patel se reunió el 7 de septiembre con el ministro de Seguridad  Pública, Asuntos Estratégicos e Información de Israel, Gilad Erdam; y el 18 de septiembre con Yuval Rotem, director general del Ministerio de Exteriores israelí.

En una carta pública, Priti Patel, pidió disculpas por lo ocurrido a May y al Gobierno británico.  “Acepto que al reunirme con organizaciones y políticos durante unas vacaciones privadas en Israel mis acciones cayeron por debajo de los estándares que se esperan de una ministra”, expresó Patel.