Las autoridades del condado de Riverside, situado en California, Estados Unidos, anunciaron este jueves que presenta un total de 38 cargos, contra la pareja que mantuvo secuestrados a sus 13 hijos en condiciones de insalubridad. Ambos, representantes por sus abogados de oficio, se han declarado no culpables.

En concreto, se les ha acusado de 12 cargos por tortura, 12 por detención ilegal, 6 por abuso de menores, 7 por abusos a un adulto dependiente y uno por acto lascivo a una menor, imputado a David Turpin. En caso de ser declarados culpables de todos los cargos, tendrían que cumplir una pena de 94 años de.

El fiscal del distrito de Riverside, Michael Hestrin, comentó que las palizas, estrangulaciones, violencia y encadenamientos eran constantes. Las víctimas de entre 2 y 29 años estaban en las condiciones de insalubridad y desnutrición.