La policía británica informó este miércoles, de que las pesquisas que están realizando sobre el ataque al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, han mostrado que la mayor concentración del  agente nervioso se encontró en la puerta principal de su vivienda en Reino Unido.

Los investigadores creen que “los Skripal entraron en contacto con el agente nervioso por primera vez en su casa” y que se trata de “una de las investigaciones más complejas a las que han hecho frente hasta la fecha”.

Skripal y su hija fueron encontrados inconscientes  el pasado 4 de marzo en un banco de la localidad de Salisbury, en Reino Unido. Las autoridades concluyeron que fueron envenenados con un gas nervioso en un ataque que según considera el Gobierno británico es “altamente probable que ordenara Rusia”.