Este miércoles, la Unión Europea comenzó a plantear cómo serán los detalles del período que tendrá lugar después de la salida de Reino Unido del bloque comunitario.

Los representantes de los 27 establecieron los primeros límites que guiarán el período entre el Brexit, que está previsto el 30 de marzo de 2019, y la futura relación entre Reino Unido y la Unión Europea, prevista para 2021.

La Unión Europea quiere evitar equívocos y aclaró que Londres no podrá participar en ningún órgano de decisión europeo desde su salida. Este período de transición solicitado por Reino Unido para ir definiendo la futura relación es más complejo de lo que parecía en un principio.

Desde las instituciones diplomáticas han advertido que será complicado poder dar forma legal a un período en el que Reino Unido tendrá todos los derechos y obligaciones que conlleva pertenecer a la Unión Europea, pero sin ninguna representación institucional.