La Policía Federal de México ha rescatado este jueves a un grupo de 29 inmigrantes de Centroamérica de la caja de un camión, que fue abandonado en el Estado de Puebla, que se encuentra en el centro del país. Los inmigrantes estaban en el interior de una caja refrigerante y estaban bajo el riesgo de morir asfixiados, entre ellos había 11 menores.

El camión estaba aparcado en una gasolinera abandonada de Puebla. Los migrantes que estaban atrapados en el interior de la caja refrigerante del vehículo, comenzaron a gritar y a dar golpes en el interior del vehículo, hasta que lograron llamar la atención de las autoridades.

Después de ser rescatados, los inmigrantes quedaron bajo la custodia de las autoridades de inmigración con la idea de que sean deportados. Los inmigrantes son 16 salvadoreños, 11 hondureños y dos guatemaltecos. Cada año, unos 400.000 centroamericanos intentan atravesar México para llegar a Estados Unidos.