A raíz del recurso de casación que interpuso Lionel Messi, el Tribunal Supremo de España ratificó la condena de a 21 meses de cárcel por delito fiscal.

En cambio, su padre, Jorge Messi, vio reducida la pena a 15 meses por haberle devuelto a Hacienda parte del dinero defraudado. Este atenuante ya había sido aplicado al futbolista por la Audiencia de Barcelona y ahora el Supremo señala que también debe regir sobre el padre, castigado como cooperador necesario.

La decisión de la Sala 2° de lo Penal del Tribunal Supremo fue comunicada este miércoles, luego de que se desestimara “en su integridad”, señala el medio catalán Sport, el recurso de casación que el delantero interpuso contra la sentencia dictada el 5 de julio de 2016 por la Audiencia Provincia de Barcelona.

Además de la pena a prisión, la condena incluye multas de 2 millones de euros al futbolista y de 1,3 millones de euros a su padre.

En cualquier caso, como la pena es inferior a dos años y no hay otros antecedentes, se descarta que los Messi vayan a prisión, ya que en esos casos el ingreso es suspendido por parte del tribunal que firma la sentencia mientras no se incurra en otros delitos.

La pena de 21 meses que fue ratificada este miércoles, en tanto, se desglosa de la siguiente manera: siete meses de cárcel y una multa de 532.313,31 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2007, siete meses de prisión y multa de 792.300,54 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2008, y otros siete meses y una multa de 768.387,70 euros por defraudación en relación al IRPF del ejercicio de 2009.