Lo echan del avión por ser demasiado alto

0
35

El ruso Alexandr Kimérov, jugador de vóley, fue obligado a bajar del avión de la aerolínea Pobeda, porque sus 2,15 metros de estatura no le permitían colocar las piernas en el espacio correspondiente a su asiento.

Al ver que no podía ocupar la butaca que le correspondía, el jugador del Fakel -un conjunto del extremo norte ruso- se cambió de asiento con otro pasajero ubicado en la salida de emergencia, donde sí podía acomodar sus piernas debido a su mayor espacio.

Pero el personal de la aerolínea Pobeda lo obligó a volver a su asiento con el argumento de que no había pagado los 999 rublos (unas 12 libras) de suplemento por elegir dónde sentarse, según informó el diario Kommersant.

Tras volver a su sitio, Kimérov, de 20 años, no tuvo más remedio que sacar sus largas piernas al pasillo, algo que prohíben las normas de seguridad aérea.

Pese a las quejas de muchos pasajeros, que pidieron que se dejara al jugador sentarse en la salida de emergencia, el personal de cabina llamó a la policía para que sacaran al deportista del avión.

Por si esto fuera poco, Pobeda tiene intención de llevar a Kimérov ante los tribunales al considerarle responsable del retraso que sufrió el vuelo entre la ciudad de Samará, a orillas del río Volga, y Moscú.

“Sufrimos pérdidas por un retraso de media hora. Ahora estamos cuantificando la cantidad y luego acudiremos a la Justicia”, adelantó Selivánova.