Comer guisantes y queso azul podría reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, según ha descubierto una nueva investigación.

De acuerdo con los científicos, los hombres que comen estos alimentos tienen la mitad de probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca que los que los evitan.

Un compuesto natural llamado espermidina, también encontrado en el hígado de pollo y mariscos, ha resultado ser la clave de estos beneficios protectores.

Esta noticia atraerá a los fans de la comedia televisiva de los años noventa The Fast Show, en la que Paul Whitehouse entusiasmó con la receta de los guisantes con queso (Cheezy peas).

El investigador Simon Sedej dijo: “Nuestro estudio ha preparado el camino para que los ensayos evalúen los efectos saludables de las dietas enriquecidas con espermidina”.

El compuesto se descubrió por primera vez en el semen de los hombres y se cree que es vital para el crecimiento del tejido. También puede retardar el envejecimiento.

El profesor Sedej de la Universidad de Graz, Austria, dirigió un equipo mundial realizando pruebas en 800 hombres y ratones. Encontró que los machos alimentados con una dieta compuesta por alimentos ricos en espermidina vivían hasta 30 días más y tenían un 50% menos de probabilidades de morir de insuficiencia cardíaca.