El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, lideró este jueves la manifestación independentista que fue convocada por la Asamblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural en Bruselas.

Antes de comenzar la marcha, Carles Puigdemont, entró en una carpa y habló con familiares que participaron en este acto, que ha concluido con un discurso del presidente cesado y la número dos de Esquerra Republicana de Catalunya, Marta Rovira.

Puigdemont ha dado un mensaje de apoyo y de ánimo para los exmiembros del Govern que están en prisión. Además añadió, que “la Cataluña que se moviliza es la mejor cara de Europa, porque somos la Cataluña de la dignidad”.

El presidente cesado también criticó que el Gobierno central “no respeta los valores de Europa” y afirmó que “el 21-D diremos en Europa que así no”. La policía belga estima que en la movilización participaron unas 45.000 personas.