El juez de la Corte Suprema de Manhattan Gerald Leibovitz ordenó a la tienda Gotta Have It! Collectibles que retirara 22 objetos de su subasta con temática de rock and roll.

La subasta incluía objetos personales de Madonna, una carta de amor de su ex novio, el fallecido rapero Tupac Shakur, un par de sus bombachas y un cepillo que tenía algunos cabellos de la cantante.

La Cantante dijo estar “sorprendida de enterarse” de la subasta en Internet de la carta de Tupac, diciendo que desconocía que no estuviese en su poder.

“El hecho de que haya alcanzado un estatus de celebridad como resultado del éxito en mi carrera no obvia mi derecho a mantener mi privacidad, incluso con respecto a artículos altamente personales”, señaló la estrella del pop en los documentos judiciales. “Entiendo que podría extraerse mi ADN de uno de mis cabellos. Es ultrajante y extremadamente ofensivo que mi ADN pueda ser subastado”.

Según los documentos judiciales, la carta de Tupac podría alcanzar los 400.000 dólares en la subasta. Tupac, uno de los raperos más vendidos de todos los tiempos, salió con Madonna a principios de la década de 1990 y falleció a causa de las heridas sufridas en una balacera en Las Vegas en 1996.

Madonna señaló en los papeles judiciales a Darlene Lutz, una ex amiga, consultora de arte e “invitada frecuente” en su casa cuando “no tenía residencia”, como la persona que estaría detrás de la subasta de sus artículos.

Un portavoz de Lutz y de la casa de subastas dijo que las acusaciones serán “impugnadas y refutadas” en la corte. “Madonna y su ejército legal tomaron acciones completamente infundadas e inmerecidas para suspender temporalmente la venta de las propiedades legales de la Srta. Lutz”, dijo el vocero, Pete Siegel.