Durante la tarde de este jueves,  más de 15.000 manifestantes marcharon por el centro de la capital de Perú para protestar contra el indulto del expresidente Fujimori. Las protestas estuvieron encabezadas por las familias de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuca, cometidas por el Grupo Colina, un destacamento del Ejército, durante el Gobierno de Fujimori.

Flor Huilca, la hija del dirigente sindical opositor al régimen Pedro Huilca, que fue asesinado por los Colina expresó que no entendía el indulto de Fujimori y que no le parecía justo.

El Ministerio del Interior rechazó una solicitud para que el recorrido de la protesta fuera de 5 kilómetros y fuera del centro hasta Miraflores, pero autorizó una ruta más corta por un sector que los manifestantes no conocían, produciendo algunos enfrentamientos entre policía y estudiantes.

Después de casi cinco horas de manifestación en la que los participantes gritaban lemas como: “Fujimori: ladrón y asesino” y “Fuera, fuera PPK”, los manifestantes continuaron su protesta frente al Palacio de Justicia.