Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora brasileña que ha protagonizado el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica, concluyó su etapa en la cárcel este martes. El exdirigente de la compañía cumplió dos años y medio en la cárcel de una condena que llegaba a los 19 años de prisión.

Esta decisión ha sido tomada como consecuencia de un acuerdo con la justicia para obtener beneficios y seguir cumpliendo su condena bajo arresto domiciliario. Marcelo Odebrecht fue arrestado el 19 de junio de 2015 y estuvo encerrado en una celda de 16 metros cuadrados en la prisión de Curitiba.

Después de su condena a 19 años y cuatro meses de prisión por delitos de corrupción activa, asociación criminal y blanqueo de dinero acabó aceptando el arresto domiciliario, que cumplirá en su mansión de Sao Paulo.