Mariano Rajoy, remarcó en que dialogará solo “dentro de la ley” con el gobierno que se constituya en Cataluña tras las elecciones del jueves, previsiblemente formado por los partidos independentistas.
“El Gobierno de España quiere ofrecer toda su colaboración y toda su mejor voluntad de diálogo constructivo, abierto y realista siempre dentro de la ley.
“Sea cual sea, el Gobierno resultante estará como todos los gobiernos sometidos al imperio de la ley”, añadió.
El destituido presidente del Gobierno de Cataluña, Carles Puigdemont, pidió a Rajoy desde Bruselas una reunión fuera de España para negociar sobre la situación en Cataluña tras la crisis abierta por el desafío independentista impulsado en la región española.
El jefe del Ejecutivo español dijo que está “abierto a normalizar la situación” en Cataluña pero insistió en que no aceptará que nadie “se salte la Constitución ni la ley”.
El gobierno anterior liderado por Puigdemont convocó a un referendo por la independencia que fue declarado anticonstitucional por los tribunales. Esto llevó a Rajoy a intervenir la región y desarmar al gobierno, cuyos líderes terminaron mitad presos, mitad en el exilio.
Desde su destitución, Puigdemont se encuentra en Bruselas. Su vuelta a España podría suponer su detención, ya que está siendo investigado por delitos relacionados con el proceso separatista.