La actriz Meghan Markle tuvo que decirles adiós a sus redes sociales.

Al escribir su nombre en Instagram, las imágenes con sus perros y los viajes por el mundo ya no están. Lo mismo sucede en Twitter.

Desde el último año, había dejado de subir contenido a sus perfiles. Su último posteo en Instagram fue en abril del 2017, en donde se despedía de su sitio web, The Tig, que también fue dado de baja.

Es de público conocimiento que la familia real no tiene cuentas particulares en las redes sociales. Todos sus miembros se comunican de manera oficial utilizando las cuentas del palacio de Kensington (para información sobre el príncipe William, su mujer Katherine, los hijos de la pareja George y Charlotte y el príncipe Harry), la cuenta de Clarence House (para información del príncipe Carlos y su esposa Camilla), y la cuenta del palacio de Buckingham (que sigue las vicisitudes la Reina Isabel y el Príncipe Felipe). En estos medios se anunciaron los nacimientos de los nuevos príncipes y se divulgaron las primeras imágenes, y los momentos importantes en la vida de la familia.