Luego de un arduo trabajo durante la noche en el lugar del terremoto de 4 grados de la escala de Richter -que provocó 2 muertos y 39 heridos-, fueron rescatados y tres hermanitos que habían quedado bajo los escombros de su casa.

Las imágenes del bebe en manos de los rescatistas dio la vuelta al mundo y causó gran alivio. Con toda Italia siguiendo en vivo en los noticieros las imágenes del rescate, con los bomberos cavando incluso con las manos, siete horas después fue rescatado su hermano de 7 años, Mattias. Fue finalmente extraído al mayor de todos, Ciro, de 11 años. Entonces, también hubo aplausos a los rescatistas y mucha emoción entre los vecinos presentes.

Los niños lograron ser localizados por los socorristas con la ayuda de la madre -rescatada anteriormente, junto a su marido-, que guió a los bomberos.

El terremoto tuvo su epicentro a 3 kilómetros al norte de Casamicciola Terme. Esa localidad fue la más dañada de toda la isla, que se levanta en frente a la ciudad de Nápoles.

Toda la energía de las ondas del terremoto se concentró allí, donde unas seis viviendas de la parte antigua, así como una iglesia, colapsaron. Dos mujeres mayores murieron bajo los escombros. Otras partes de la isla, que es meta de turistas por su belleza y aguas termales y tiene una superficie de 46,3 kilómetros cuadrados, no registraron daños. El canciller alemán, Ángela Merkel, que es una habitué del lugar, en un mensaje al gobierno italiano expresó su “más profunda cercanía” a los vecinos y a los socorristas que están ayudando en este momento.