Miles de personas salieron este jueves por la tarde a las calles y plazas de diferentes lugares de España para protestar en contra de la sentencia a los cinco miembros de La Manada, en la que se considera que hubo abuso, pero no violación.

La sentencia, que fue resuelta este jueves, condena a nueve años de cárcel por abusos sexuales continuados a los cinco amigos de La Manada, pero no por violación. Según los hechos probados en el fallo, que ocurrieron en los Sanfermines de 2016, los procesados “tiraron” de la joven para meterla en un portal donde la penetraron  hasta seis veces “sin su aquiescencia”, pero el tribunal no considera que hubiera violencia ni intimidación, por lo que descartaron la violación.

Después de que se diera a conocer la sentencia muchos líderes políticos se mostraron en desacuerdo con la decisión judicial y los colectivos feministas convocaron manifestaciones por toda España. Según la Policía Nacional, en Madrid se congregaron 10.000 personas, mientras que en Barcelona se concentraron 6.000. También hubo manifestaciones en otros lugares como Galicia, Valencia, País Vasco o Baleares.