El futbolista brasileño anunció a sus compañeros que se va del Barcelona, así lo informó una fuente del club a la agencia AFP.

“El jugador ha venido a entrenar como estaba previsto y ha comunicado a sus compañeros que marchaba”, dijo esta fuente. Y agregó: “El entrenador Ernesto Valverde le ha dado permiso para no entrenar y hacer las gestiones para resolver su futuro”, añadió.

Aunque esta fuente no quiso confirmar el destino de Neymar, se sabe que el brasileño pondrá rumbo al PSG, que parece dispuesto a pagar los 222 millones de euros (262 millones de dólares) de la cláusula de rescisión de su contrato con el Barça, convirtiendo la operación en el traspaso más caro de la historia.

Sin embargo, en las últimas horas se supo que el presidente de la Liga española, Javier Tebas, amenazó con bloquear el traspaso rechazando el dinero de la cláusula de rescisión que debe ser depositado en la sede de su entidad para que Neymar quede libre.

Tebas acusa al club parisino de practicar “dopaje financiero” recibiendo “inyecciones económicas de países que regalan jugadores a sus aficionados a costa de quitárselos a otros”.

Después de un breve encuentro con sus compañeros, Neymar se dirigió a las oficinas del club para reunirse con el presidente Josep Maria Bartomeu, y luego abandonó las instalaciones de la institución.