El Rey Salman bin Abdulaziz de Arabia Saudita ha emitido un decreto que permite a las mujeres poseer licencia para conducir por primera vez en la historia.

El reino del Golfo es el único país en el mundo que prohíbe a las mujeres conducir.

Hasta ahora, sólo se permitían licencias a hombres y las mujeres que conducían en público corrían el riesgo de ser detenidas y multadas.

El decreto ordenaque los permisos para manejar vehículos comiencen a emitirse a partir de junio de 2018.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que era un “paso positivo” hacia la promoción de los derechos de las mujeres.

La activista Sahar Nassif explicó a la BBC desde Jeddah que estaba “muy, muy emocionada – saltando arriba y abajo y riendo”.

“Voy a comprar mi coche de ensueño, un Mustang convertible, y va a ser negro y amarillo!”, ha dicho.

Arabia Saudita es el único país en que tenía esta prohibición basada en un edicto religioso que dice que las mujeres que conducen vehículos cometen pecado.

Una mayoría del Consejo de Expertos Religiosos respaldó la idea del rey Salmán bin Abdulaziz.